Skorpor (panecillos suecos, integrales y crujientes)



Este que os traigo hoy es un pan sueco. Se puede hacer aromatizado o no. La receta la cogí del blog de Salomé, ella se los copió a Lola y ésta a su vez a Maribel.



Como podéis ver, cada uno lo aromatiza a su gusto. Así que no tenéis excusa ;)


Se pueden comer solos como tentenpié o usar como base para canapés (untados de mousse de atún, tapenade, queso fresco, paté, tarama, ...) , untados de mantequilla en el desayuno...

Panecillo horneado sin cortar por la mitad para tostar
En Francia se les conoce a estos panecillos por el nombre de Krisprolls, que es el producto fabricado por la marca Pagen.



Ingredientes (me salieron 13):
  • 150 gr. de harina de panadería
  • 100 gr. de harina integral (para mí de pequeña espelta)
  • 115-125 gr. de agua
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 gr. de miel
  • 38 gr. de aceite de sésamo (la próxima vez echaré neutro, girasol o mantequilla. Se puede poner también aceite de nuez.)
  • 3 gr. de leche en polvo desnatada (no me quedaba y puse un hilito de leche normal)
  • 3 gr. de levadura seca
  • 1 cucharada de semillas de amapola
  • 1 cucharada de semillas de sésamo, de hinojo, de lino... lo que queráis,
  • 2 vainas de cardamomo molidas (eché una puntita de un bote que ya tenía molido), opcional.


Preparación:

1°) Poner todos los ingredientes excepto las semillas en la cubeta de la panificadora e iniciar el programa masa.

Es posible que tengamos que añadir un poquito de agua, dependerá de la capacidad de absorción de la harina. Es una masa suave, pero no pegajosa.

2°) Cuando suene la señal acústica añadir las semillas, dejar que siga amasando hasta que estén bien incorporadas y pasar la bola de masa a un bol engrasado, tapar con un paño y dejarla reposar una media hora, la masa no subirá en este tiempo pero se pondrá algo más esponjosa.

Yo dejé acabar el programa entero e hice el levado en la máquina.

3°) Dividir la masa en bolas de unos 30-40 gr. (tamaños de una pelotita de golf), darles forma ovalada y colocarlas sobre una placa de horno cubierta con papel.


Cubrirlas con un paño y dejar que doblen su volumen, en verano tardarán una hora o menos, en invierno necesitarán dos horas.



4°) Precalentar el horno a 220º, meter la bandeja en la posición central y vaporizar agua sobre los panecillos, bajar la temperatura a 200º y hornear durante 15-20 minutos. Durante ese tiempo, rociarlos con agua dos veces (ayudarse de un spray).

5°) Sacarlos del horno, cortarlos por la mitad y colocarlos en la placa,


Hornear a 180º hasta que estén tostados.


Deben de quedar con un color anaranjado y los bordes tostaditos.



Nota: Se conservan de maravilla en un tupperware o en un bote al vacío. 

La próxima vez probaré la versión de Sandra, que los hace algo diferentes.

Perdonad por tanta foto.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Transformar la harina floja en harina panificable

Harira (sopa marroquí)

Masa de hojaldre invertida o inversa (Lenôtre).